10 - 11 POLI Andaluza (Ricardo Barquin) WEB

Base de Morón: una mortífera herramienta de guerra

La militarización extrema se ceba con Andalucía, pero la Plataforma Andaluza contra las Bases resiste

El clásico «OTAN no, bases fuera» no ha dejado nunca de sonar en Andalucía, mientras la militarización de las bases y de nuestro territorio (maniobras de la OTAN «Trident Juncture») ha ido creciendo sin pausa. El último paso en este camino ha sido la modificación del convenio militar con EE. UU., que convierte a la base de Morón en una mortífera herramienta de guerra pensada para actuar en todo el norte de África. Mientras, en Andalucía, se suceden los discursos populistas sobre nuevos puestos de trabajo —para justificar lo injustificable—, repitiendo el mismo engaño de la supuesta lluvia de millones que el escudo antimisiles de la base de Rota iba a traer a la bahía de Cádiz. Las plataformas antimilitaristas convocan a la ciudadanía para este mes de octubre en la base de Morón y también en el campo de tiro de la sierra del Retín.

Origen y evolución de las bases de Rota, Morón y Gibraltar

La base aeronaval de Rota, situada a 11 km en línea recta con Cádiz capital, es una potente instalación militar, donde las tropas estadounidenses y españolas (más las de la OTAN) tienen un vector de operaciones estratégicas y tácticas de primer nivel. En ella se abastecen los grandes aviones de transporte militar como el C5-Galaxy, el Globemaster, etc., recalan submarinos nucleares, transitan tropas norteamericanas con distintos destinos operativos en todo el mundo, se da acogida a los destructores que portan el llamado «escudo antimisiles», etc. España, también tiene en esta base sus principales buques de guerra, como el portaviones Juan Carlos I. La base aeronaval de Rota es —siempre en coordinación con Morón y Gibraltar— uno de los puntos principales desde donde la OTAN opera en Europa, el norte de África, el Mediterráneo y todo Oriente Medio.

A cambio de ayuda económica y militar, Franco, en 1953, permitió la construcción de esta y otras bases para EE. UU. en territorio del Estado español. Hasta finales de los años 70, había permanentemente en Rota una flota de submarinos con misiles atómicos.

La base aérea de Morón (situada a 56 km de Sevilla capital) se construyó al finalizar la Guerra Civil, pero en 1953 fue ampliada y entregada por Franco a EE. UU. En 1991, la fuerza aérea norteamericana se retiró de Torrejón de Ardoz (Madrid) y de Zaragoza, replegándose en la gran base aérea de Morón. El Estado español también tiene en esta base más de mil efectivos y armas de guerra como los cazabombarderos Eurofighter Typhon, los P3 Orion de lucha antisubmarina, etc.

En junio de 2015, el Gobierno español firmó un acuerdo con EE. UU., por la que la presencia militar norteamericana en la base pasaba a ser permanente, permitiendo además la instalación de una base para posibles intervenciones militares en África, y una presencia de hasta 2200 militares y 500 civiles norteamericanos, así como el estacionamiento de 26 aeronaves.

La base aeronaval de Gibraltar, situada en la bahía de Algeciras, y en pleno estrecho de Gibraltar, también es actualmente una instalación con capacidad nuclear, aunque su origen se remonta a la ocupación inglesa del peñón en 1704, la cual quedó formalizada en el Tratado de Utrecht de 1713. Reino Unido posee en «la roca», aparte de un paraíso fiscal, un eslabón importante de su cadena de bases en el Mediterráneo (junto a Malta y Chipre). Regularmente, los buques y submarinos (como el averiado Tyreless) de su marina de guerra hacen escala en la base. Los submarinos atómicos norteamericanos también suelen repostar y avituallarse en esta base de la OTAN.

La última modificación del tratado bilateral España-Estados Unidos: Morón, punta de lanza de la OTAN

El miércoles 17 de junio de este año, el Partido Popular firmó con EE. UU. un peligroso acuerdo belicista por el que se ampliaba cuantitativa y cualitativamente la capacidad operativa de la base aérea de Morón. Esto, junto al despliegue en Rota de cuatro destructores estadounidenses y unos 1100 militares (más los encargados del llamado «escudo antimisiles»), dan cuenta de la agresiva estrategia de la OTAN de acorralar a Rusia y operar a destajo en todo el norte de África. Esa firma del 17 de junio vino precedida —con la excusa del yihadismo en la zona del Sahel— de una autorización, que se presentó como provisional, de Mariano Rajoy (19 de abril de 2013), de desplegar quinientos marines y ocho aviones en Morón. El 29 de mayo de 2015 se aprobaba en Consejo de Ministros el «Tercer Protocolo de Enmienda del Convenio de Cooperación para la Defensa entre el Reino de España y los Estados Unidos de América, de 1 de diciembre de 1988», para el despliegue permanente en la base aérea de Morón de la Frontera de una fuerza militar de respuesta de crisis, y en paralelo, el Ministerio de Defensa negocia un Acuerdo Conjunto de Entendimiento de Defensa en el que se desarrollan diversos aspectos: adiestramiento y operaciones, interoperabilidad y cuestiones de especial interés local, como las inversiones y disposiciones relativas a la contratación de personal. El 16 de julio se debatía y votaba en el Congreso de los Diputados ese Tercer Protocolo de Enmienda con un cómputo de 304 votos a favor, 16 en contra y 5 abstenciones.

Morón se ha convertido en la base permanente de la Fuerza Especial Tierra-Aire de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP-MAGTF), es decir, un aumento de 2200 militares, 500 civiles y 36 aeronaves. En la zona de Morón el debate está abierto: la tasa de paro de Morón es del 31,4% (ahora la de España es del 23,8%). «La base fue durante muchos años la primera empresa del pueblo», afirma el alcalde, Juan Manuel Rodríguez (PSOE), pero «un cambio en el modelo de gestión ha provocado 230 despidos», denuncia. Ahora la producción de la aceituna de mesa ha desplazado a los militares como primeros empleadores del municipio. Hoy, hay 479 españoles trabajando para los estadounidenses: 404 para su fuerza aérea —presente en Morón desde 1957— y 75 para los 850 marines, que empezaron a llegar en abril de 2013. Además, unos 120 empleados tienen contratos temporales1.

Podemos y PSOE debaten sobre la base de Morón en el Parlamento andaluz

El artículo 240 del Estatuto de Andalucía, que versa sobre la participación de la comunidad autónoma en los tratados internacionales que afecten «singularmente a materias de su competencia», ha sido totalmente vulnerado cuando el Estado español ha decidido modificar, cuantas veces ha querido, las condiciones de uso de las bases de Rota y Morón. No se ha informado al Parlamento andaluz, de nada, nunca, ni se le ha dado participación en nada, nunca.

Alrededor de este asunto, y en relación directa con la potenciación de la base de Morón, tuvo lugar un debate entre Teresa Rodríguez (Podemos) y Susana Díaz (PSOE) en el Parlamento de Andalucía el día 23 de julio pasado2. La posición de Teresa Rodríguez acerca de las bases militares extranjeras es ahora más moderada respecto a la posición que mantenía antes de ser coordinadora del grupo Podemos en el Parlamento de Andalucía. La pregunta que realizó la parlamentaria a la presidenta de la Junta de Andalucía, y el argumento usado por las dos, muestran también, el escaso interés—nulo, por parte de la presidenta Díaz— de hablar sobre la guerra, sobre los gastos militares, sobre el intervencionismo de la VI Flota en el Mediterráneo, sobre la ausencia de planes de emergencia nuclear en Andalucía, sobre el escudo antimisiles, sobre el referéndum de la OTAN, etc. Su pregunta se centró, sin embargo, en la cuestión de los puestos de trabajo de la base de Morón, una defensa de los dos puestos de trabajo en las bases que ella antes no argumentaba. Un importante matiz que la presidenta Díaz le reprochó como una contradicción política. Aunque también Izquierda Unida ha caído en este equívoco de, por un lado, pedir el desmantelamiento de las bases, y, por otro, pedir la defensa de los puestos de trabajo en las mismas3. Los sindicatos CC. OO., USO y UGT4 limitan todas sus intervenciones a escuetas denuncias sobre la precarización del empleo y los despidos en las bases. Sobre la extrema militarización de Andalucía, no dicen nada.

Las grandes maniobras de la OTAN: «Trident Juncture» (oct.-nov. 2015)

Aunque parece ser que las significativas maniobras «Trident Juncture» —que se celebrarán pronto, sobre todo en territorio español— están enfocadas a participar en escenarios de guerra en África, también es cierto que «están diseñadas para enviar un mensaje a Rusia. También es probable que la ampliación de las maniobras —desde lo que fue previsto inicialmente (20 000-25 000) militares a más de 30.000 militares— esté relacionada con la crisis en Ucrania y la intensificación del conflicto entre la OTAN y Rusia. En este contexto la participación de Ucrania—que formalmente no es un país miembro de la alianza—es significativo. “Trident Juncture” no solamente sirve para mostrar a Rusia la capacidad —y voluntad— militar de la OTAN, además sirve para entrenar la cooperación con las Fuerzas Armadas de Ucrania»5. En estas maniobras la base de Morón estará muy presente a través de la participación de los marines de EE. UU., los cuales usarán los aviones Osprey desde, muy probablemente, el portaviones español Juan Carlos I que opera desde la base naval de Rota.

El movimiento por la paz de Andalucía resiste

El pasado día 31 de mayo, la Plataforma Andaluza contra las Bases convocaba la XXX Marcha a Rota bajo el lema «Trabajo y dignidad sí; negocio de la guerra, no». Los convocantes (entre ellos la Red Antimilitarista y No Violenta de Andalucía) expusieron en su manifiesto: «Desgraciadamente, los motivos para venir a la marcha a Rota han crecido exponencialmente en estos últimos años: la guerra y la violencia desatada por los poderosos; sus multimillonarios gastos militares, su inmensa irresponsabilidad a la hora de gestionar sus armas de destrucción masiva (ahora prohibiendo a Irán que se una a su club atómico); su frialdad inhumana al permitir masacres como las que tienen lugar en tantos países del mundo, Palestina entre ellos… Todo esto y más sigue su ignominioso curso desde instalaciones reforzadas, ampliadas y recrudecidas como son la base aeronaval de Rota, la base aérea de Morón de la Frontera y la base nuclear naval de Gibraltar». En este otoño, la Plataforma, dentro de los mismos actos de la XXX edición de la convocatoria contra las marchas, convoca una protesta de toda Andalucía contra la brutal ampliación de Morón, en defensa de la solidaridad internacional y contra las guerras.

Igualmente, se están organizando para otoño protestas sociales. «Por la alta relevancia de las maniobras “Trident Juncture 2015” —donde la base de Morón está muy implicada—, varios colectivos están preparando actos de protesta y/o resistencia. Desde el movimiento pacifista y antimilitarista de Andalucía existen iniciativas para organizar acciones de desobediencia civil en Barbate (Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín) con el apoyo de Alternativa Antimilitarista.MOC a nivel estatal y de la Red Antimilitarista Europea. Otros colectivos están organizando actos de protesta en Zaragoza (Centros Nacionales de Adiestramiento de San Gregorio) y en Barcelona»6.

A pesar de la crisis y de la desesperada necesidad de puestos de trabajo, Andalucía no puede pasar por alto la militarización del territorio y entregarse a las políticas belicistas de los poderosos. La nuestra es una cultura de paz y nunca dejaremos de oponernos con la máxima determinación a la locura de las armas de destrucción masiva y a los gastos militares.

por [Cristóbal Orellana]

Integrante de Ecologistas en Acción-Andalucía y Red Antimilitarista y No Violenta de Andalucía (RANA)

http://noviolencia62.blogspot.com.es/


Información básica complementaria

Alfonso Izquierdo: “Base aérea de Morón, la “joya oculta” del despliegue mundial del Pentágono” (http://www.defensa.com).

Willy Meyer: “Morón: base permanente de Estados Unidos” (http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=4884).

Andreas Speck: “España como punta de lanza para las intervenciones en África” (http://www.antimilitaristas.org).

G. Baster: “Marines en Morón: Rajoy y la guerra del siglo XXI” (Tercera Información, 04/06/2015).

Debate parlamentario de 17/07/2015 sobre la modificación del acuerdo bilateral España-USA: http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/DS/PL/DSCD-10-PL-298.PDF#page=7

Las modificaciones del Convenio España-USA:

Convenio España-USA (BOE de 20/05/1983);

Convenio España-USA (BOE 06/05/1989);

Primer Protocolo de Enmienda (BOE de 21/02/2003);

Segundo Protocolo de Enmienda (BOE 10/06/2013);

Tercer Protocolo de Enmienda (Boletín de las Cortes nº 417, 24/06/2015).


1 El País, 17/07/2015

2 véase Diario de Sesiones, 23/07/2015

3 véase la intervención de 15/04/2015 del diputado José Luis Centella en el Parlamento de Madrid pidiendo el cierre de las bases al mismo tiempo que la defensa de los puestos de trabajo.

5 A. Speck: http://www.antimilitaristas.org, 15/08/2015

6 A. Speck

Compartir y Disfrutar

1 comment for “Base de Morón: una mortífera herramienta de guerra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − 2 =