nº50 | sostenibili-qué

La sostenibilidad no es solo verde

La sostenibilidad es solo verde, institucional y empresarial. Es la conclusión que puede sacarse de un estudio de una consultoría sobre la cobertura informativa de la Agenda 2030 en los medios de comunicación generalistas. Mientras, un 70% de la ciudadanía no sabe qué es esta agenda.

¿De qué hablan los medios cuando hablan de sostenibilidad? Yayo Herrero ya alertó en su día de que «justicia social y sostenibilidad deben ir juntas», para evitar que la transición ecológica se convierta en una excusa para el recorte de derechos sociales. Sin embargo, esa combinación no se da desde los medios de comunicación convencionales.

A esa pregunta venía a responder un estudio de la consultoría Canvas Estrategias Sostenibles lanzado en febrero de 2021 y que analiza de forma cuantitativa más de 11 800 noticias de 288 medios estatales y regionales publicadas en 2019 y 2020, además de un análisis cualitativo realizado por 31 personas expertas y periodistas. Las tres conclusiones que saca el informe son: el marcado tono político e institucional de las informaciones; la dimensión central que se aborda cuando se informa de sostenibilidad es la medioambiental, aunque con la covid-19 también ha cobrado peso la sanitaria; y el peso de las empresas, que, a través de notas de prensa o publirreportajes, tienen un espacio importante en los medios para vender sus políticas de sostenibilidad. Es decir, la información sobre sostenibilidad en los medios es verde, institucional y empresarial.

Eduardo Robaina, coordinador de «Climática», suplemento de La Marea especializado en crisis climática, cree que estas tres conclusiones del informe tienen en común una misma cosa «la poca especialización de las redacciones». «Esto provoca que queden fuera muchas variables de la sostenibilidad, porque el cambio climático es muy transversal, pero en el periodismo generalista tiran de lo más básico». Y lamenta que dentro de esa información que sí se da «hay mucho greenwashing (ecoimpostura)».

El análisis cuantitativo de las noticias explica qué temáticas son más tratadas. Clasifica las informaciones según hablen de uno de los 17 ODS, los objetivos de desarrollo sostenible marcados por la Agenda 2030. Esto provoca que algunas noticias caigan en varias categorías. El 41% de los artículos analizados hablan de la acción por el clima y el 26% sobre salud y bienestar. El reparto de noticias hace que las personas expertas que participan del estudio opinen que «hay retos muy relevantes para la sociedad que no se difunden con la suficiente fuerza desde los medios. Los ODS más cubiertos no son necesariamente los que más interesan al bienestar de la sociedad sino los más relevantes para las empresas, o los más fáciles de medir».

Este mayor peso de lo verde y lo económico provoca que las noticias acerca de reducción de las desigualdades y el fin de la pobreza sumen combinadas un 22%. La igualdad de género no llega al 12%. Antonia Ceballos, periodista de la revista feminista La Poderío, no se sorprende del poco peso de la igualdad de género en la cobertura sobre la Agenda 2030. «Siempre que revisamos las prioridades, la igualdad de genero no aparece en la Agenda». Una ausencia que no por esperada es comprendida. «No es una cuestión aislada (la igualdad de género), sino una mirada que tenemos que tener. Debe ser transversal, sino pierde el sentido». Por eso, la periodista feminista reclama que en la comunicación sobre sostenibilidad hay que mirar con las gafas violetas. Su ausencia se debe «a que implica cuestionarse muchas cosas, no solo la igualdad, sino todo el sistema, de cuyo engranaje forman parte los medios».

Tampoco sorprende esta escasa presencia de lo social a José Javier López, director de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES). «Los temas de pobreza no están en la agenda mediática ni política. No gusta escuchar estos temas porque se quieren tapar, por lo que significa, por el fracaso social que implica», asegura. En esta misma línea, Ceballos cree que «ponemos cosas en la agenda que podemos asimilar (como sociedad) porque no son verdaderamente transformadoras». «Olvidamos que en ese desarrollo sostenible hay una parte importante de inclusión. Que la sociedad tiene que ir unida. Para que haya desarrollo económico tiene que haber desarrollo social», reclama López.

El estudio, que se desarrolla en 2019 y 2020, permite comparar la etapa prepandémica y la pandémica. Los picos en el interés informativo en torno a la sostenibilidad —con escasa presencia de estos asuntos cuando arrecian las olas del covid-19— hacen que se concluya que «la sostenibilidad no parece percibirse, por ahora, como una cuestión sistémica per se, sino como un plus, un complemento que aporta valor al diálogo sobre temas políticos, empresariales, etc.», es decir, la sostenibilidad como una opción, no como una necesidad. Además, hay personas expertas en este estudio que manifiestan que «se sigue percibiendo un divorcio entre el bienestar y la sostenibilidad ambiental, mientras que los riesgos que tiene continuar con nuestro modo de vida, por ejemplo en materia climática, no se consideran suficientemente significativos como para producir un cambio material en las conductas de las personas».

Sobre estos aspectos, a Robaina le preocupa esa dicotomía entre bienestar y sostenibilidad que pervive en los grandes medios y la dificultad para mover el discurso a otras posiciones. Es uno de los retos que afrontar en la comunicación de la sostenibilidad. Él ha observado que «la pandemia ha frenado la información climática» y achaca a un interés mercantilista el aumento de las noticias sobre medio ambiente y cambio climático por un incremento del interés social. «El “fenómeno Gretta” hizo que el cambio climático estuviera en boca de todos», asegura.

En septiembre de 2020, el CIS publicó una encuesta sobre la Agenda 2030. Un 70% de la ciudadanía encuestada la desconocía. Pero un 32% valoraba que el objetivo prioritario debería ser erradicar la pobreza y acabar con el hambre y la desnutrición. El ODS de «hambre cero» solo fue comentado en el 5% de las noticias sobre la Agenda 2030. También sobre sostenibilidad hay que diferenciar entre opinión pública y opinión publicada.

Nos apoya

La Fuga es una librería a la vez que plataforma de encuentro y acción social. Está centrada en poesía y narrativa, en tebeos, así como en teoría sobre los movimientos sociales, políticos y artísticos.
Pretende ofrecer un posicionamiento frente al estado de las cosas, dar herramientas para una mejor comprensión de los fenómenos locales y globales, además de intentar, dentro de sus limitaciones, ser un lugar de reflexión y de propuestas creativas, de intervención; un espacio de aprendizaje y acercamiento, de colaboración entre gentes y prácticas, más allá de las intenciones económicas propias de todo negocio.