Marruecos: derrumbe de una monarquía o transición hacia una democracia

Además de lo que viene bien resumido en el periódico digital El Topo Tabernario con fecha del 16 de julio de 2015 y titulado «Una historia del Rif», cabe añadir que ese mismo conflicto entre la población del Rif y el Estado makhzen que viene trazado en la historia, tiene continuación directamente después de la independencia declarada oficialmente en 1956.

Las negociaciones con el presidente de la exrepública del Rif, Abd-el-Krim el Jatabi, ya exiliado en la capital egipcia del Cairo, no pudieron llegar a ningún acuerdo por diferencias de fondo, ya que Abd-el-Krim cuestionaba la independencia de Marruecos ofrecida por el Estado francés. Mientras, en el Rif se organizaban manifestaciones y debates en los zocos de los diferentes pueblos, que culminaron con la presentación de 18 reivindicaciones entre las que se incluía facilitar el retorno de Abd-el-Krim a su país y la elaboración de una constitución democrática.

Con el acuerdo y participación de (toda) la élite política de Marruecos y con la ayuda de la aviación española, comenzó en octubre de 1958 una matanza atroz generalizada que duró más de cuatro meses, donde se asesinó indiscriminadamente a la población. 

En enero del 1984, durante la denominada «intifada del Rif», en la que se reivindicaba el derecho a organizarse en las escuelas, fueron detenidas más de 500 personas tras unirse a las protestas los marineros del puerto de Alhucemas y el campesinado de los pueblos cercanos a la ciudad. Durante las protestas, que duraron más de 15 días y acabaron con la intervención del ejército, se produjeron varias muertes, aunque hasta hoy no se sabe el número exacto de víctimas.

Tres años después, fueron asesinados dos estudiantes, Said y Farid, durante unas manifestaciones estudiantiles en Imzuren, a veinte kilómetros de la ciudad de Alhucemas, en las que hubo centenares de personas detenidas.

También cabe señalar que durante la fase que separa la intifada del Rif del 84 y las protestas políticas que revindicaban un cambio hacia la democracia en febrero de 2011, se detuvo y condenó a centenares de estudiantes provenientes del Rif y que seguían sus estudios en las universidades de Tetouan, Ouejda, Fes y Rabat por la falta de centros universitarios en el Rif.

 

Circunstancias del levantamiento y nacimiento del movimiento Hirak

El 14 de octubre 2016 el rey designa a Abdel ilah Benkiran presidente de Gobierno después de que su Partido Justicia y Desarrollo (PJD) ganase las elecciones por segunda vez consecutiva contra todo pronóstico, ya que el Estado makhzen había dado su apoyo logístico  al partido fundado por El Himma, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que acabó en segundo puesto con 102 diputados, a 15 del primero.

La ciudad y provincia de Alhucemas no eran ajenas a estas circunstancias, y se realizaron varias protestas de todos los partidos que se presentaron a las elecciones con el partido ganador, el PJD, también en otras partes de Marruecos, en contra del PAM y pidiendo la dimisión del gobernador de la provincia, por su involucración directa en falsear los resultados de las elecciones.

Dos semanas después de la designación del presidente del Gobierno y tres después de las protestas en contra de la falsificación de los resultados de las elecciones a favor del PAM en Alhucemas, se difunden el 28 de octubre 2018 a través de las redes sociales las fotos y vídeos del atroz crimen que acabó con la vida del difunto Mohsin Fikri.

Miles de personas salieron esa misma noche a la calle para condenar el asesinato de Mohsin Fikri y para pedir responsabilidades; y entre esos miles de personas cogió la palabra Nasser Zafzafi, que iba a ser el carismático líder de lo que se llamaría el Hirak del Rif.

Ilustra Concha Jimenez

Violación de derechos humanos durante las detenciones y durante los juicios

Las manifestaciones duraron más de un año. Durante la última semana de mayo empezaron las detenciones y después los juicios, con condenas que llegaron hasta 20 años de prisión como en el caso de Nasser Zafzafi.

Todas las personas detenidas que fueron llevados ante los juzgados (más de 600 militantes) cuentan en sus relatos oficiales ante los jueces o ante los fiscales que fueron maltratadas y torturadas físicamente y psicológicamente, lo cual fue recogido en un informe por el CNDH siendo una institución del propio Estado.

Esas violaciones de derechos humanos y el asesinato de Imad El Attabi, que recibió una bala en la cabeza durante las manifestaciones del 20 de julio 2017, están resumidamente recogidas en el informe anual de 2017 de Amnistía Internacional y en un informe de Human Rights Watch, que pide a través de una carta abierta al rey de Marruecos que intervenga para que se lleven a cabo investigaciones sobre las denuncias de tortura de los manifestantes del Hirak del Rif a manos de la policía.

Antes de las elecciones de 1921 tiene que haber una solución viable al conflicto

Ante una crisis socio económica, política e institucional sin precedentes en el reinado de Mohamed VI, les será imposible a los actores de la nueva estrategia del Estado makhzen entablar un sincero diálogo sin la ayuda de mediación política fiable. La iniciativa de crear una comisión de eurodiputadas en Estrasburgo entre el 10 y el 14 de diciembre de 2018 bajo la dirección del diputado andaluz Miguel Urbán, con el fin de hacer seguimiento a la situación de Nasser Zafzafi y del resto de personas en prisión, puede jugar ese papel en Marruecos.

Se espera que se retomen nuevos caminos y senderos de lucha por la liberación de las personas prisioneras del Hirak después de las sentencias que dictará el tribunal de apelaciones de Casablanca durante los próximos meses y que previsiblemente no variarán dada la represión a la que la región del Rif está siendo sometida hasta hoy.

El pueblo rifeño residente en Marruecos y en el extranjero, a pesar de las divergencias ideológicas, se mantiene unido en la defensa de la liberación de las personas presas del Hirak y quiere hacer todo lo posible para parar las represiones en el Rif.

Nos esperan momentos difíciles hasta que llegue ese momento en que se libere a las personas presas por motivos políticos de las cárceles de Marruecos y alcancemos por fin esa transición hacia la democracia.

Mouha Mohamed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 6 = ocho