El 15M ha muerto, ¡larga vida al 15M!

Mucha tinta se ha vertido asegurando de manera más o menos vehemente la defunción de esa catársis colectiva que supuso el 15M en el Estado español. Parece obvio que las calles y las plazas se han vaciado de manera sustancial desde aquel 2011, pero ¿significa eso que el movimiento esté muerto? ¿Acaso no han germinado multitud de iniciativas fruto de sus esporas? ¿Y qué decir de prácticas como la horizontalidad y el asamblearismo abrazadas, al menos en intención, por numerosas organizaciones? Presentamos aquí dos iniciativas locales, vivitas y coleando, surgidas del movimiento.

 

CSA Otro Mundo Es Posible

En el barrio de Montequinto, los casi seis años de activismo ininterrumpidos del 15M han dado fruto a un nuevo Centro Social Autogestionado llamado Otro Mundo Es Posible. Nace como un espacio alternativo, abierto a todas y a todos, creado para compartir experiencias, actividades, acciones y formación sobre otras formas posibles de resiliencia local y global desde abajo y desde la diversidad.

Proyección y nacimiento

La asamblea 15M de Montequinto es una de las pocas de Sevilla que se ha mantenido activa durante estos casi seis años. Quizá el secreto sea que su actividad no se ha centrado únicamente en la denuncia y la acción directa contra el caciquismo y los abusos del poder (como ocurrió con su larga lucha contra el cierre de la residencia de ancianos y grandes dependientes de Montequinto), sino que al mismo tiempo promovió y desarrolló proyectos que buscaban alternativas (sociales, ecológicas, económicas, culturales…) al poder. La alternativa a un sistema que colapsará y que, por tanto, necesita espacios donde compartir experiencias de resiliencia ante las dificultades que se avecinan.

Sin embargo, siempre fue muy difícil desarrollar estas actividades y, lo que era más importante, compartirlas con nuestras vecinas y vecinos sin tener un espacio físico amplio, atractivo y versátil. Tras quedarnos sin nuestro anterior local —un pequeño local cedido generosamente por un vecino—, la asamblea optó por aventurarse en la responsabilidad y la complejidad de la creación de un centro social autogestionado (CSA), como siempre habíamos soñado. Localizado en una nave industrial en las afueras del barrio —pero bien comunicada—, el nuevo espacio social se inauguró, después de un arduo verano de trabajo, el 8 de octubre de 2016 con múltiples actos y una gran asistencia. Una noche muy emocionante.

¿Cómo se mantiene?

El CSA Otro Mundo Es Posible es totalmente independiente de instituciones, partidos políticos o empresas. Sin subvenciones ni hipotecas, está únicamente sustentado por las donaciones voluntarias de las personas asociadas para poder pagar el alquiler y los demás gastos. Este CSA está abierto a cualquier plataforma, asociación, colectivo, vecina o vecino que quiera hacer uso de él para sus proyectos, y lo sienta como suyo participando, proponiendo y colaborando en su cuidado y gestión.

El trabajo se desarrolla en comisiones. La Comisión de Cuidados se encarga del cuidado del espacio físico, material, etc., mientras que la Comisión de Cultura y Eventos se encarga de las actividades que se desarrollan en él y su calendario.

Objetivos y actividades

Este centro social se proyectó con el objetivo de crear un espacio libre y abierto para todo el barrio, donde cualquier persona pueda plantear actividades, talleres o acciones para compartir conocimientos. Se trata de crear un «laboratorio de ideas» ciudadano para investigar y llevar a la práctica planteamientos alternativos y realmente transformadores para una vida más digna y libre. Al mismo tiempo, invitamos a compañeras y compañeros con formación para dar charlas y coloquios, siempre bajo la filosofía «otro mundo es posible»: otra economía es posible, otra escuela es posible, otra forma de relacionarnos es posible, etc.

Las actividades del CSA Otro Mundo Es Posible se dividen en cuatro:

  • Comisiones o reuniones: son los espacios utilizados por las comisiones del 15M o reuniones  periódicas que suceden generalmente cada semana. Entre ellos destacan el PIVE (Punto de Información de Vivienda y Encuentro) y la Moneda Social El Kinto, que organiza su mercado Mundo Kinto semanalmente.
  • Talleres: son espacios de formación e intercambio de conocimientos que se dan normalmente entre semana. Como por ejemplo el taller de costura, el taller de inglés, etc.
  • Ocio alternativo: el Ocio Alternativo Creativo Saludable Compartido y Gratuito nace de la falta de oferta cultural alternativa o independiente para jóvenes en nuestros barrios, y propone un espacio libre donde la juventud aprende a gestionar su tiempo libre y de ocio de una forma creativa y saludable, partiendo de sus intereses y libre de agresiones o desigualdades. De esta forma, las y los jóvenes encuentran vecinas y vecinos de su edad que comparten sus mismas aficiones, aprenden a desarrollar sus proyectos —proponer, planificar, calendarizar, evaluar…—, a compartir sus recursos y a responsabilizarse del cuidado del espacio y el material común.
  • Grandes eventos: son eventos que requieren de una preparación especial y que atraen a un gran número de personas, como lo fue la inauguración con la charla-coloquio sobre decrecimiento, las actuaciones del Coro Dominguero y TransCrea, o la charla-coloquio «Colapso» presentada por el profesor Carlos Taibo.

Además, el CSA también está disponible para ensayos teatrales, sala de estudios, etc.

Futuro: hacia una «escuela altermundista»

El CSA Otro Mundo Es Posible (o «el otro mundo», como se le empieza a conocer en el barrio) es un proyecto que requiere de mucha responsabilidad y un gran trabajo para repartir, pero hay razones —y motivaciones— más que de sobra para emprender estos proyectos. Queremos pensar que dentro de un tiempo, en nuestro barrio, las vecinas y vecinos sabremos que podemos optar por varios espacios donde poder participar: unos serán los que ofrecen las instituciones, otros los que ofrecen las empresas, pero habrá otro, un espacio libre, donde tomar la opción alternativa.

Pensamos que con el rodaje, el esfuerzo y las nuevas compañeras y compañeros que aún están por sumarse, podríamos plantear con el tiempo un gran proyecto interdisciplinar, de intercambio de conocimientos y experiencias de resiliencia, para plantearnos una escuela altermundista donde empezar a llevar a la práctica el «otro mundo posible». Mientras tanto, los pies en la tierra y a seguir trabajando con salud, ánimo y alegría.

Heri Rodríguez López, maestro de Educación Especial y activista de la asamblea 15M de Montequinto

 

Nazarí

Nazarí es una organización política juvenil, libertaria, andalucista y feminista, y es precisamente por estos adjetivos por los que nace, por la necesidad que un grupo de jóvenes que ya habíamos coincidido previamente en otros proyectos (como Estudiantes Libertarios de Sevilla) percibíamos de una organización que confluyera con diversos movimientos sociales sin caer en el —exclusivo— enfoque juvenil imperante en el movimiento estudiantil.

¿Por qué y cómo formamos Nazarí?

Este fue el contexto de las primeras reuniones donde dibujaríamos con una mayor profundidad el proyecto y en las que comenzaríamos un proceso de formación interna —que prácticamente acaba de finalizar— tras el que concretaríamos aún más las principales líneas ideológicas y de trabajo. En dicho proceso tuvimos claros referentes, tanto a nivel práctico como ideológico, siendo nuestros principales modelos algunos proyectos locales como la Asamblea 15M Montequinto y otros estatales como Apoyo Mutuo o Procés EMBAT, de los que extrajimos ideas para luego poder ponerlas en común y matizarlas.

Nuestra estructura

Al calor de estas primeras reuniones es cuando decidimos nuestra estructura, horizontal y asamblearia, dividida en comisiones «funcionales» con asambleas propias y específicas al margen de las asambleas generales y con una preocupación principal: entender el feminismo como una necesidad —y responsabilidad— estructural, derivada de la amplia cantidad de agresiones machistas que hemos visto perpetradas con total impunidad en el seno de la gran mayoría de colectivos y proyectos en los que hemos participado. De esta manera, en Nazarí existe una comisión feminista no mixta, así como un protocolo contra las agresiones machistas internas y externas basado en un principio que vemos imprescindible en cualquier organización preocupada por el feminismo —que entendemos que deberían ser todas aquellas que defienden un proyecto contrahegemónico—: el hacer públicas las agresiones machistas. Además, la comisión feminista no es la única comisión específica dentro de Nazarí, sino que también existe una comisión estudiantil encargada de dicho movimiento.

Nuestras líneas ideológicas

En paralelo a la estructura ya descrita, fuimos profundizando en las líneas ideológicas, que definimos como tres pilares interrelacionados: el socialismo libertario, el feminismo y la liberación nacional.

El primero de estos pilares, el socialismo libertario, lo entendemos como una forma de sociedad totalmente opuesta al sistema capitalista en el que vivimos basada en una economía controlada por las trabajadoras y que mediante la democracia directa, el asamblearismo y el federalismo busca lograr el poder popular. Consideramos imprescindible no solo el análisis y la crítica, sino también la articulación de discurso acompañado de un movimiento permanente que lo apoye. Estamos enormemente preocupadas por cómo hacer llegar este discurso a personas no identitariamente libertarias, motivo por el que definimos el objetivo del colectivo como la difusión de herramientas libertarias y la promoción de una sociedad más horizontal e igualitaria.

Con respecto al segundo pilar, desde Nazarí vemos esencial el feminismo para la liberación de la mujer del sistema patriarcal y de las relaciones de poder. La comisión feminista no mixta se encarga de todo lo relacionado con el feminismo. Desde charlas o colaboraciones con otros colectivos feministas a la toma de decisiones sobre cuestiones que afecten o tengan que ver con feminismo dentro del colectivo y a conflictos de carácter machista dentro y fuera del colectivo.

Consideramos el patriarcado como el principal enemigo de la mujer y luchamos contra él y sus armas (siendo la perspectiva de género una de ellas y la que más tenemos en cuenta) a diario y en todos los ámbitos posibles.

Finalmente, el tercero de estos principios es la liberación nacional, que quizá fue la línea ideológica que más nos costó articular, dada la —con evidentes excepciones— repulsión de los movimientos libertarios a los nacionalismos. Esto es algo que, en nuestra opinión, es fruto de la interpretación de los nacionalismos como chovinismos burgueses, lo que tiene poco que ver con nuestra idea de liberación nacional. Desde Nazarí reivindicamos la liberación de los distintos pueblos de su burguesía o de los Estados que los oprimen, además de defender sus diferentes identidades oprimidas mediante imposición o apropiación cultural. Esta defensa de las culturas menospreciadas históricamente nos hace declaramos también andalucistas.

Además, entendemos que la ideología —en tanto que constituye un marco estratégico— no es algo inmutable y que podamos entender como unos principios y dogmas «divinos», por lo que continuamos en una constante formación sobre temas diversos para los que funcionamos con un sistema de ágoras internas y externas, en el que hemos tenido la oportunidad de posicionarnos sobre temas como las drogas en la juventud, el porno o la prostitución.

Líneas de trabajo

Conforme hemos ido formándonos nosotras mismas y en paralelo al colectivo y su estructura, hemos ido definiendo también nuestras líneas y espacios de trabajo. En estos, hemos confiado plenamente en los movimientos sociales de barrio y en la creación de estructuras horizontales que favorezcan la participación juvenil. Hemos realizado difusión en el sentido más «tradicional» y cultural de nuestra dimensión ideológica, con varias charlas y jornadas a lo largo del pasado año —sin olvidar así nuestro interés pedagógico de intentar hacer que estas ideas puedan llegar a muchas personas diversas—.

El CSA Otro Mundo Es Posible, de Montequinto, se convirtió en uno de los principales proyectos en los que hemos participado y participamos, habiendo encontrado así nuestro principal espacio —físico—, donde hemos realizado ya varias jornadas entre las que cabe destacar la andalucista del pasado 26 de noviembre. Para este nuevo año tenemos más actos y proyectos en marcha, como un programa de ágoras y debates en los que trabajaremos la gentrificación en enero, y el Kurdistán y el conflicto sirio en febrero. Además, en febrero tenemos previstas unas jornadas sobre el amor romántico con motivo de San Valentín.

Con vistas al futuro, también estamos dibujando varios proyectos muy por encima, como una campaña de visibilización histórica de la mujer en Andalucía o una red de asambleas estudiantiles autónomas en Montequinto.

 

Sergio y Dee, forman parte de Nazarí

nazarisev.wordpress.com

Compartir y Disfrutar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 + = nueve