8 POLITICA GLOBAL-Periodico MAPA.-WEB

Periódico MAPA: en busca de resistencias en Portugal

Hace dos años, surgía en Portugal el periódico MAPA. Se vivía, a finales de 2012, un auge de las agitaciones y las protestas en las calles, junto a los movimientos en las plazas de diversas partes del mundo, como respuesta a la ofensiva cada vez más cruel dictada por el reajuste del capitalismo financiero en nombre de las justificadas crisis. En el caso portugués, se luchaba contra el programa de austeridad llevado a cabo con ahínco por el gobierno de derecha y por la Troika (Comisión Europea, FMI y Banco Central Europeo).

Al contrario de lo que indican las expectativas creadas en 20121, los dos años que siguieron a la creación de MAPA no pasarán a la historia por sus entusiastas protestas y levantamientos populares. Aún menos por la continuidad del ataque directo, cuya última acción relevante fue el levantamiento de las piedras de la calzada durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012. A partir de esta fecha, fue evidente la estrategia de confinar a las personas en el miedo: atemorizadas por el desempleo y por la pérdida de expectativas futuras (la emigración se disparó), sufriendo además recortes salariales y de pensiones, pérdidas de condiciones mínimas de salud, educación, etc. Por otro lado, la represión y la vigilancia aumentaba en los barrios desfavorecidos y en las diversas protestas, encerradas estas en el no menos policial corsé sindical de la CGTP (intersindical comunista).

En la huelga general del 27 de junio de 2013, después de la marcha oficial de la CGTP cerca de 400 personas tomaron las calles y se dirigieron al puente 25 de Abril, lo que finalizó con 226 manifestantes detenidos. En octubre, ante los temores del Gobierno por la alteración del orden público, es la propia intersindical quien da marcha atrás a su convocatoria de marchar sobre el puente (un puente todavía hoy marcado por el recuerdo del bloqueo popular de finales de los años 90) en protesta contra el gobierno de derecha del actual presidente de la República. La CGTP asume una retirada ante la imposibilidad de controlar la convulsión social latente entre la gente. Al mismo tiempo, pierden dinamismo los movimientos no partidistas y anticapitalistas, como sucedió el 25 de abril de 2014, donde la festividad fue la cara más visible de las protestas, y no su combatividad.

En 2014, los 40 años desde la Revolução dos Cravos (la Revolución de los Claveles) de 1974 evocan un país «encravado» (estancado) por la herencia de una «paz social» impuesta por un sindicalismo debilitado y por la representatividad partidista. Este contexto está generando una incapacidad de reinventar la espontaneidad y de tomar las riendas, desde la calle, de los deseos de cambios revolucionarios hasta entonces vividos. El esperado circo electoral de 2015 vendrá a hipotecar todavía más las dinámicas de lucha, haciendo girar su discurso en torno otra vez al simple cambio gubernamental.

En este incómodo escenario, MAPA propone en sus páginas el desarrollo de la crítica en cuanto alimento del pensamiento y la práctica de la autonomía y de la libertad en todos los aspectos de la vida. Un proyecto creado a partir de un colectivo de diversidad anarquista que intenta traspasar la mera esfera ideológica para ir al encuentro de un mayor elenco de personas, sitios y circunstancias. Sin querer atascarse en el repetido diagnóstico del «problema de la pasividad en Portugal», algunas de las temáticas abordadas se cruzan con algunos campos donde actualmente se desarrollan luchas y resistencias. Su escala, por pequeña y local que sea, no le resta importancia, más bien al contrario. En buena medida, podríamos decir que su campo de interés se centra en la amplia cuestión de la reapropiación por parte de las personas, tanto de sus vidas como del espacio público y de su territorio.

A partir de las ciudades podemos observar cómo los procesos locales de transformación y las dinámicas urbanas (Coimbra, Porto, Lisboa, etc.) han sido aprovechados para limpiar y alejar de los ojos de los turistas y del comercio a lxs pobres, lxs inmigrantes y lxs marginados. Queremos acentuar aquí el importante papel en la resistencia que han tenido espacios alternativos como la CasaViva en Porto, BOESG, RDA, CCL, CSO Laranjinha o la Fábrica das Alternativas en Lisboa2. Por otro lado, se impuso el tema de la vivienda como frente de lucha —seguido por el colectivo Habita3— asociado a la nueva ley de arrendamiento. El gran aumento del precio de los alquileres que la acompaña se hace sentir por todas partes, especialmente en los barrios populares de la periferia de Lisboa, Setúbal o Porto. La vida en estos barrios es, a su vez, un permanente estado de sitio y un acoso policial. Una cuestión que es cada vez más urgente, atendiendo al número de muertos fruto de las redadas y otras actuaciones policiales —detenciones, palizas y persecuciones— que se suceden a cualquier hora del día y a propósito de cualquier protesta4.

En el campo, semejante análisis podría señalarse a través de la constante imposición de los modelos cosmopolitas en los pueblos y aldeas. No obstante, lo rural puede surgir como una fuente de resistencia cuando la misma lucha es fruto de las relaciones de proximidad, no solo entre las personas, sino también con su territorio. Nuestra atención se centra sobre todo en las luchas de carácter ecologista y de defensa del territorio, ya sea frente a las amenazas de las explotaciones mineras —como en Aljustrel o en la Mina da Boa Fé5—, de infraestructuras energéticas —desde los parques eólicos a las líneas de alta tensión— o ante el avance de la industria petrolífera y de explotación del gas (MAPA contribuyó a lanzar el debate sobre el fracking)6. Sin olvidar la nociva industria turística, con particular énfasis en la destrucción del sur y del litoral portugués.

Al final, terminamos preguntándonos a nosotrxs mismxs: ¿es MAPA un periódico de la ciudad para el campo o del campo para la ciudad? Sabemos que es en este punto de encuentro donde, por fin, se forjarán las resistencias y las alternativas.

por [Filipe Nunes]

filipenunes@jornalmapa.pt / www.jornalmapa.pt

1 Leer Sobre a Passagem de Alguns Milhares de Pessoas por um Breve Período de Tempo (Ed. Antipáticas, 2013) y Quem Arrisca não Petisca… Contribuições para uma luta anti-autoritária no contexto dos protestos anti-austeridade. Portugal 2011/12, (2013).

Compartir y Disfrutar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 1 = seis