Arturo Salguero

El FCAT 2017 abre una ventana al cine andaluz sobre temas africanistas

El cine vuelve a convertirse en puente para unir África y Europa gracias al Festival de Cine Africano Tarifa–Tánger (FCAT 2017), que celebra su edición número 14 entre el 28 de abril y el 6 de mayo en ambas ciudades. La nueva edición de la cita con los cines de África se define como «el único evento cinematográfico transfronterizo, celebrado en simultáneo entre África y Europa», en palabras de la directora del festival, Mane Cisneros. El FCAT es el único festival especializado en cine de África existente en el mundo hispanohablante, por lo que se convierte en una puerta de África pero también de Europa.

Desde Andalucía al continente con parada en Túnez

La programación del FCAT presenta en esta edición 70 títulos de películas procedentes de África, mundo árabe africano y sobre temáticas africanas. 20 de esos nuevos títulos que se proyectan este año, tanto en competición como en secciones paralelas, serán estrenos en España y uno de ellos tendrá en Tarifa su estreno mundial. «El festival no solo exhibe, sino que selecciona, traduce y subtitula una media de setenta títulos africanos o sobre África al año y ha creado el mayor fondo fílmico existente sobre cine africano, sobre África y su diáspora en el mundo en español», explica la directora.

La programación del FCAT presenta en esta edición 70 títulos de películas procedentes de África, mundo árabe africano y sobre temáticas africanas. 20 filmes, tanto en competición como en secciones paralelas, serán estrenos en España. La edición 14 del festival se inaugura con la película Félicité, del franco-senegalés Alain Gomis, Gran Premio del Jurado de la Berlinale 2017. El FCAT programa asimismo una retrospectiva de la obra de Gomis en esta edición.

A las secciones competitivas Hipermetropía y África en breve, se suman siete más en esta edición. Entre ellas, el FCAT pone el foco en la cinematografía tunecina contemporánea, a la que se añaden una selección de filmes realizados por el socio del festival en Marruecos, la Cinémathèque de Tánger. Otra gran sección denominada AfroScope reúne películas en las que el criterio de selección tiene mucho que ver con el cruce de miradas, películas africanas o sobre África realizadas por africanos o no. También existe una sección dedicada al cine y la música («África en ritmo»), y otras miradas de esta edición son hacia la cinematografía tunecina contemporánea y también al cine etnográfico con unas sesiones que se titularán «Para raros, nosotros», elaboradas junto al alumnado de antropología de la Universidad de Sevilla.

Las grandes novedades de este año pasan porque el FCAT haya decidido crear un espacio dedicado al cine andaluz sobre temas africanistas, ya que nuestra cinematografía ha visto multiplicarse en los últimos años las producciones que miran hacia el continente africano. En este marco se proyectarán títulos como Bolingo (Alejandro G. Salgado), Gurumbé (Miguel Ángel Rosales), Ismael, el último guardián (Myriam Pedrero), Quivir (Manutrillo) o Andalucia (Alain Gomis), una coproducción francosenegalesa y andaluza. El objetivo es iniciar un diálogo cruzado entre cineastas de Andalucía y África a partir de esta nueva sección.

La 14 edición del Festival de Cine Africano también dedica dos sesiones especiales a las gentes del mar y a las gentes de la campiña, respectivamente, del Campo de Gibraltar con la proyección de dos documentales. El Mercado de Tarifa acogerá la proyección del histórico Almadrabas (Carlos Velo, 1933) dedicado a la pesca del atún en Barbate con imágenes rodadas durante la II República. Por otro lado, el cine de la pedanía de Facinas es escenario de la proyección de Quivir (Manutrillo, 2014). Una cinta que narra la historia de Germán y Driss, dos capataces corcheros, que tienen el mismo oficio a un lado y a otro del Estrecho, uno en Andalucía y otro en Marruecos.

Afrodescendientes

Desde su nacimiento hace 14 años, el FCAT ha visto muchos cambios en el cine africano, en el cine español sobre África y en el cine español, en el que delante y detrás de las cámaras han ido tomando protagonismo españolxs afrodescendientes que, hoy más que nunca, reclaman igualdad y visibilidad. Por ello, el FCAT ha decidido sumarse a las iniciativas encabezadas por la plataforma The Black View, creando a partir del año que viene una nueva sección dedicada a visibilizar el trabajo de lxs artistas y cineastas afrodescendientes. El objetivo es que esta sección se convierta en una de las grandes apuestas del FCAT, apoyada por el colectivo español afrodescendiente.

Tánger, Espacio Escuela 

Del 30 de abril al 5 de mayo el FCAT también programa en Tánger con proyecciones cinematográficas y debates en la Cinémathèque de la ciudad, además de actividades paralelas como «El árbol de las palabras» y proyecciones del Espacio Escuela. 
 
Cuatro mil alumnxs de la provincia de Cádiz y Sevilla más dos mil de Tánger acudirán al Espacio Escuela, un programa que trabaja con los colegios y los institutos para acercar el cine y la realidad africana al alumnado andaluz y marroquí. De la orilla africana, lxs alumnxs del Instituto Severo Ochoa y del Colegio Ramón y Cajal de Tánger asistirán este año a proyecciones especiales en la ciudad marroquí, como también lo harán los alumnos de los colegios públicos de uno de los barrios más desfavorecidos de Tánger, Berouaka Bendiba.

FCAT. Laboratorio de difusión y documentación

El Festival de Cine Africano realiza una labor de difusión a lo largo de todo el año desde el Laboratorio de difusión y documentación creado junto a la Universidad de Sevilla que tiene su sede en el CICUS, gracias al cual, este año se han podido llevar a cabo más de 220 proyecciones en 49 ciudades y 66 títulos africanos en circulación, que de otra manera nadie habría visto de no haber asistido a la pasada edición del FCAT.
 
La programación del FCAT 2017 vuelve a responder a la voluntad de «normalizar» las cinematografías africanas. «Entre la cultura de lo universal y la cultura universal, escojo la primera» dice el gran artista plástico y hombre de teatro senegalés Issa Samb. Este lema podría ser también el de los contenidos del festival, dirigido hacia la apertura cultural, la aceptación del otro, posible solo con la condición de aceptar su propia identidad, para formar un mundo diverso y plural. La heterogeneidad cinematográfica africana en este caso dibuja las representaciones del imaginario de cada sociedad.

Marta Jiménez. Periodista cinéfila. Responsable del gabinete de prensa del FCAT 2017

 

 

Compartir y Disfrutar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


4 − uno =