De la captación de talento investigador al abandono

Las becas Talentia Postdoc y Andalucía Talent Hub fueron unas ayudas postdoctorales, cofinanciadas con cerca de 6 millones de euros por la Agencia Andaluza del Conocimiento, y el restante 40% por el Programa Marie Curie Personas de la UE. Estaban llamadas a ser la punta de lanza del sistema científico andaluz mediante la captación de 66 “investigadores excelentes”, tanto nacionales como internacionales, de alta cualificación en diferentes ámbitos de investigación para “generar conocimiento y transformar este conocimiento en tecnologías y servicios útiles para la sociedad”. En octubre de este año habrán finalizado estos contratos y la Junta de Andalucía no ha establecido ningún mecanismo para la posible estabilización de ese personal y líneas de investigación. El nuevo Plan Andaluz de Investigación Desarrollo e Innovación (PAIDI) dice literalmente “prestar una especial atención a los recursos humanos, evitando la descapitalización y la fuga de cerebros que se viene produciendo en los últimos años debido, entre otros factores, a las restricciones en la contratación y a la limitada tasa de reposición en la Administración Pública [así como la necesidad de] poner en marcha fórmulas de contratación que faciliten la trayectoria investigadora y la atracción y captación del talento, como establece la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”.

Para más de la mitad de los investigadores han pasado ya los dos años de contrato y ni la Junta de Andaluc.gastos de investigación, lario,inistraciones pertinentes y la opinimiento, seal, r todo el territorio.en unirse. Sobre todo, reía ni la mayoría de los centros de excelencia andaluces que nos han acogido han tomado medidas para retener ese talento y afianzar esas líneas de investigación. Tan sólo la Universidad de Sevilla tiene un acuerdo de gobierno para la estabilización de jóvenes investigadoras postdoctorales. Ahora que podríamos empezar a devolver a la sociedad andaluza lo que ha invertido en investigación, en forma de nuevos proyectos y transferencia de resultados, el Sistema Andaluz de Conocimiento se desentiende. Sin ese apoyo, las tecnologías importadas o desarrolladas en el marco de estos contratos de investigación con el objetivo de aportar valor añadido a la ciencia andaluza, en la mayoría de los casos se perderán o quedarán abandonas. Así, no sólo se deja morir la apuesta andaluza por la excelencia, sino que detrás de las cifras y buenas palabras en ámbito institucional, quedan personas, con familias, que se cansan de emigrar: jóvenes con perfiles extremadamente valiosos, cuya formación y desarrollo como investigadoras se ha desarrollado mayoritariamente en ámbito público, que hemos trabajado y tejido redes con centros de investigación nacionales e internacionales de reconocido prestigio, produciendo decenas de artículos en revistas científicas y nos esforzamos por comunicar y transferir los resultados a la sociedad, que dirigimos proyectos de investigación atrayendo cuantiosos fondos, o incluso representamos a España en paneles internacionales de expertos. Jugamos con las normas del sistema (a pesar de sus innumerables defectos) para dar el mejor uso posible a la inversión pública que la sociedad hace en nuestro trabajo, hasta que nos toca volver a enfrentarnos a la emigración, el paro o el cambio de empleo

La situación de la mayoría del personal en las universidades andaluzas es sumamente precaria: porcentajes de interinidad escandalosos (e ilegales), profesoras que llevan años con dedicación completa a cambio de sueldos ínfimos y sin derecho a vacaciones pagadas, cargas docentes excesivas y escasos medios para la investigación… En este contexto es urgente e imprescindible la regularización y dignificación de las condiciones de empleo de Profesoras Interinas, Asociadas, Ayudantes Doctoras y Contratadas Doctoras sobre todo para garantizar la supervivencia y calidad de la universidad pública andaluza. Desde las universidades públicas y los centros públicos de investigación en Andalucía, la generación de jóvenes investigadoras y profesoras hacemos frente común para luchar porque las bonitas palabras del PAIDI y la apuesta andaluza por la “excelencia” no se las lleve viento y la sociedad andaluza goce del sistema de conocimiento y formación que merece.

(Ex)investigadorxs Talentia Postdoc y Talent Hub

Compartir y Disfrutar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres × = 21